lunes, 31 de mayo de 2010

5 pasos básicos

La violencia intrafamiliar no es un problema nuevo aunque sin duda es cada vez más próximo. Esta guía le ayudará a seguir los pasos básicos para actuar ante una agresión, tanto si es usted víctima de una, como si desea ayudar a alguien que la sufre. Recuerde que todas las personas pueden y deben ayudar siempre que estén preparadas, sobre todo cuando la ayuda especializada no está disponible, cuando han detectado algún indicador de maltrato, una situación de violencia o cuando alguna víctima les ha solicitado ayuda o revelado su caso.

1- Determine y clasifique el tipo de violencia involucrada.

Aunque parezca solo teoría es muy importante que conozca y sepa clasificar la violencia en cuestión, de esta manera podrá expresarse mejor ante la policía, médicos, jueces y otros profesionales, los que a su vez le comprenderán claramente. Por otra parte, a quienes desean ayudar a una víctima de violencia intrafamiliar, conocer los conceptos correctos les facilitará el entendimiento de la situación.

Por violencia intrafamiliar nos referimos a todas las situaciones o formas de abuso de poder o maltrato (físico o psicológico) de un miembro de la familia sobre otro o que se desarrollan en el contexto de las relaciones familiares y que ocasionan diversos niveles de daño a las víctimas de esos abusos.

La violencia intrafamiliar se puede clasificar en cuatro categorías:

Violencia hacia la mujer y al interior de la pareja.
Maltrato infantil.
Violencia hacia el adulto mayor.
Violencia hacia los discapacitados.
Complemente esta información en el menú Categorías de violencia de este sitio web.

Y pude adoptar las siguientes formas:

Violencia física.
Violencia psicológica.
Abandono.
Abuso sexual.
Abuso económico.

2- Infórmese sobre la ley vigente y la forma de denunciar.

La legislación nos es un mero tecnicismo, existe para ayudarle y conocerla es una obligación. La denuncia no es solo una formalidad, sino la medida más efectiva de protección. Conocer la ley le permitirá, como víctima, citarla ante los profesionales competentes (policías, abogados, asistentes o trabajadores sociales, etc.) y entregarles así un claro mensaje de que, aún cuando han sido violentados, conoce sus derechos y los toma muy seriamente. Por otra parte, a quienes desean ayudar a una víctima de violencia intrafamiliar, conocer la ley les facilitará el proceso de orientación. Escapar de la violencia intrafamiliar requiere necesariamente de una etapa legal, la cual se inicia con la denuncia de los hechos.

La denuncia deberá contener siempre un relato detallado de lo acontecido, así como de experiencias anteriores, además de la identificación clara del agresor. En los casos en que la víctima huya del hogar para su protección, la denuncia es imperativa pues deberá expresar claramente que esta medida respondió al peligro que corría su integridad física y que no constituye por tanto abandono del hogar.

En general la víctima de violencia intrafamiliar o quienes conozcan los hechos, siempre podrán efectuar una denuncia y resguardarse ante la autoridad policial, esta le remitirá al juzgado o autoridad competente. Generalmente el juez podrá ordenarle al agresor que abandone la casa, el pago de pensión alimenticia temporal para sus hijo(as) y otras medidas que evitarán que el agresor se le acerque.

3- Tome medidas de protección.

La mejor y primera medida que debería tomar cualquier persona para protegerse y/o evitar un nuevo incidente de violencia intrafamiliar es denunciar el hecho. Por otra parte, tanto víctimas como quienes desean ayudarles pueden minimizar las consecuencias de una agresión preparando algunas condiciones de seguridad y actuando de acuerdo a un plan de acción ante un incidente violento.

Las siguientes son las condiciones de seguridad que se deben procurar cumplir:

Saque cualquier arma de la casa.
Memorice los números de teléfonos de emergencia y de familiares.
Habilite al menos una habitación para que pueda cerrarse por dentro.
Prepare un bolso con equipaje de emergencia como ropa, zapatos, copias de documentos importantes, copia de la llave del auto, dinero en efectivo, direcciones y medicamentos. Guarde el bolso en un lugar seguro fuera de la casa.
Identifique un lugar (hogar) a donde pueda ir en caso de que tenga que escapar.
Identifique una ruta de escape hacia las ventanas y puertas por las que sea factible salir de su casa.
Coordine con los vecinos en los cuales confía señales o claves que le indiquen cuando llamar a la policía.
Enséñele a sus hijos e hijas, familiares dependientes o semidependientes que vivan con usted, a no interferir en una pelea, ponerse a salvo, llamar a la policía y dar su dirección y número telefónico.
Si cumple con las condiciones de seguridad mencionadas puede poner en práctica el siguiente plan de acción ante una agresión inminente:

Aléjese de la cocina o de donde s

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada